Acúfenos o Tinnitus

Podríamos definir los acúfenos o tinnitus como un trastorno auditivo que se manifiesta a través de la percepción de sonidos continuos o intermitentes en el interior del oído o sensación interna en la cabeza. Estos sonidos son percibidos por quienes lo sufren sin que exista una fuente sonora externa real que los produzca. Los acúfenos pueden presentarse de manera unilateral, bilateral o en la totalidad de la cabeza.

En ocasiones es provocado por el sistema nervioso y auditivo. Pueden presentarse tanto en frecuencias graves como en frecuencias agudas, así como sonido puro o mezcla de ruidos.

A lo largo de la vida todo el mundo tiene la experiencia de haber notado en alguna ocasión ruido en oídos o en la cabeza de forma ocasional, pero muchas personas padecen los acúfenos de manera constante, interfiriendo en menor o mayor grado en el día a día.

Por norma general, los acúfenos se presentan como consecuencia de la aparición de hipoacusias, aunque pueden darse sin necesidad de pérdida auditiva.

Causas de los acúfenos

Las causas de los acúfenos pueden ser muy diversas. Actualmente se trabaja en la investigación de esta patología que afecta en España en torno al 18% de la población

Disfunción de la vía auditiva

Disfunción de la vía auditiva, es decir, con pérdida auditiva (presbiacusia, trauma acústico, enfermedades e infecciones de oído externo, medio e interno, enfermedad de Menière…)

Estrés. Las personas con un nivel elevado de estrés son más proclives a padecer esta patología, ya que presentan una actividad cerebral mayor en la corteza cerebral auditiva, así como en el área límbica, zona implicada en las emociones.

Algunos hábitos posturales, ocasionan tensión muscular implicando con ello la acción de varios músculos de nuestro cuerpo. Estos músculos que se tensionan son los faciales y de masticación, provocando que los dientes rechinen y la boca se tense. Los músculos implicados se encuentran conectados con estructuras del oído, por ello al existir un episodio de estrés nocturno con actividad de los músculos de la masticación, los músculos del oído también se tensionan, provocando presión interna y acúfenos en los oídos.

Tratamiento para los acúfenos

El tratamiento de los acúfenos irá asociado a la causa desencadenante del problema. Si los acúfenos continúan apareciendo aun tratando la causa, se valorarán los diferentes tratamientos disponibles:

  • Medicación. Este tratamiento consiste en la administración bajo prescripción médica de vasodilatadores cerebrales. En algunos pacientes se logra una disminución importante de la intensidad, incluso en algunos casos la desaparición total del acúfeno.
  • Terapia rehabilitadora. Si existiera contractura muscular o mal hábito postural se deriva al paciente a rehabilitación.
  • TRT (Tinnitus Retraining Therapy). Actualmente es el tratamiento más empleado. El objetivo de esta técnica es habituar al paciente a su propio acúfeno, e intentar conseguir que deje de percibirlo conscientemente. La terapia sonora puede requerir según el caso de generadores de sonido.
  • Enmascarador de acúfenos. Es un sistema que se lleva colocado con un audífono que emite sonidos directamente al oído, enmascarando el sonido del acúfeno. Provoca que durante un tiempo variable el acúfeno desaparezca.
  • Adaptación de audífonos Si el paciente presenta pérdida auditiva, con la adaptación de audífonos pueden eliminarse o atenuarse los acúfenos, ya que el paciente escucha el sonido ambiente y no su propio acúfeno.

En Centro Auditivo EFETA, además de la terapia con generadores de ruidos para enmascarar los acúfenos ofrecemos la adaptación de audífonos con tecnología Tinnitus Sound Support integrada. Al escuchar diferentes sonidos permite dejar de prestar atención al acúfeno, mejorando su calidad de vida.

El acúfeno o tinnitus, se trata de un problema que actualmente está afectando a gran parte de la sociedad, provocando situaciones muy desagradables para las personas que los padecen, que no encuentran solución al mismo.

Se trata de un sonido producido en el interior del oído interno, que a veces es percibido por la persona que lo padece creándole una sensación de incomodidad, acentuada más durante momentos de silencio y tranquilidad.

Los pacientes lo describen como pitidos, ruidos, zumbidos muy molestos sin que haya una fuente sonora externa que los origine. Se trata de un síntoma que puede afectar a uno de los oídos o a los dos.

Los pacientes con tinnitus llegan habitualmente a consulta frustrados, escépticos tras haber fracasado con un tratamiento previo. Actualmente los especialistas en centros especializados, como Centros Auditivos EFETA, utilizamos básicamente dos terapias sonoras que persiguen la habituación, esto significa que se acostumbre el paciente a notarlo como un sonido normal, y la disminución del acufeno. Aunque los tratamientos siempre serán individualizados porque no existe uno universal.

Respecto a los factores desencadenantes se encuentran el envejecimiento, el estrés y la ansiedad. También, en los últimos años, toma fuerza la relación que existe entre estrés, depresión y acufeno. En los pacientes que padecen acúfenos hay que cuidar también su dieta y prohibirle la ingesta de determinadas sustancias por su acción excitante: el chocolate, las bebidas alcohólicas, todas aquellas que contengan cafeína, y el tabaco.